Liposucción de Papada

La liposucción o lipoescultura de la papada es una operación relativamente sencilla que está destinada a rejuvenecer el rostro del paciente, eliminando así la grasa sobrante que se acumula en la zona de la papada y en el borde mandibular.

Los mejores candidatos para este tipo de intervención son aquellas personas con una piel elástica y con grasa en medio del cuello. Hay que tener en cuenta que si el paciente presenta un cuello corto y unas mandíbulas estrechas o una piel excesivamente flácida, es posible que sea necesario realizar además un minilifting en la zona del tercio inferior.

Este tipo de cirugía se practica principalmente con anestesia local más sedación y es habitualmente ambulatoria, lo que significa que el paciente no debe permanecer hospitalizado ninguna noche. Como se realiza con una cánula muy fina, apenas deja cicatrices visibles. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que pueden aparecer hematomas o inflamación en la zona, aunque a los pocos días el paciente ya podrá incorporarse a su vida cotidiana.