Levantamiento de Busto

El lifting de mamas o maxtopexia es una técnica quirúrgica que permite reparar los pechos caídos de todas aquellas mujeres que, con los años y a causa del embarazo, las variaciones bruscas de peso o la lactancia han perdido elasticidad y firmeza.

Esta intervención suele realizarse bajo anestesia general, aunque también puede usarse anestesia local y sedantes cuando sólo se requiere de una pequeña incisión. La operación, cuya duración puede variar de una hora y media a tres, se desaconseja a aquellas mujeres que tengan previsto quedarse embarazadas, aunque esta cirugía no interfiere en la lactancia.

Para esta intervención, la recuperación es gradual y al cabo de una semana la paciente ya podrá incorporarse de nuevo a su actividad laboral. Los primeros días deberá llevar un sostén de sujeción suave y es posible que note una pérdida de sensibilidad en los pezones y en la piel de los senos. Esto suele desaparecer al cabo de unas seis semanas y raramente sucede lo contrario.

Aunque los resultados no son permanentes, sí duran varios años, sobre todo en senos pequeños.